KENNEDY y LINCOLN querían acabar con la Reserva Federal




Golpe de Estado Disfrazado

Kennedy decidió actuar a favor de la gente que lo eligió, planificó antes de su muerte el fin del Sistema de Reserva Federal para eliminar la deuda nacional que un banco central crea al imprimir dinero y prestárselo al gobierno, enriqueciendo a los banqueros y empobreciendo al público, porque les cobran impuestos para pagar la cuenta, se trata del mayor fraude financiero en la historia del mundo que aumenta cada día, Kennedy comprendió el peligro que representaba para el país y la carga que imponía al público, por lo tanto el 4 de Junio de 1963 dictó la orden presidencial EO 11110 dando autoridad al presidente para emitir moneda, luego ordenó al Tesoro de USA que imprimiera 4.000.000.000 de dólares en “Billetes de USA” para reemplazar los de la Reserva Federal, su intención era de reemplazarlos todos cuando hubiera suficiente cantidad de la nueva moneda en circulación para poder terminar con el Sistema de la Reserva Federal y el control que daba a los banqueros internacionales sobre el gobierno de Estados Unidos y el público, meses después de la entrada en vigencia del Plan Kennedy, fue asesinado en Dallas en lo que fue un Golpe de Estado Disfrazado para salvar el Sistema de la Reserva Federal y la concentración de poder que creó, tan beneficioso para los poderosos banqueros del país al que no estaban dispuestos a renunciar, es una explicación plausible que explica quién estuvo tras el asesinato y por qué motivo, el cartel bancario se vio afligido por poco tiempo, una vez que Lyndon Johnson se hizo cargo, prescindió la orden presidencial de Kennedy y restauró el antiguo poder del cartel, que se ha mantenido desde entonces, los presidentes que quisieran tratar de detenerlo, tienen una lección de historia para que reflexionen.

LINCOLN, Enemigo de los Banqueros

Lincoln veía que se acercaba en el futuro cercano una crisis que lo inquietaba y que le hacia temblar por la seguridad del país… han entronizado a corporaciones y seguirá una era de corrupción en los cargos importantes, y el poder del dinero del país se esforzará por prolongar su reino utilizando los prejuicios de la gente hasta que toda la riqueza se acumule en unas pocas manos y la República sea destruida.” Imaginemos lo que Lincoln diría en nuestros días.

Lo que Lincoln pensaba sobre los banqueros y el poder del dinero en el país, parece provocar la pregunta obvia: ¿Tuvieron algo que ver, o fueron la razón de su prematura muerte a manos de John Wilkes Booth? Los banqueros internacionales detestaban evidentemente a Lincoln después de que logró que el Congreso aprobara la Ley de la Moneda de Curso Legal que autorizó al Tesoro de USA a emitir papel moneda llamado “greenbacks” [verdes]. Lincoln necesitaba esa legislación después de que renunció a pagar a los banqueros las tasas usureras de interés de entre un 24 y un 30% que exigían por los préstamos que necesitaba para financiar su guerra con el sur. Con la nueva ley bancaria, Lincoln pudo imprimir los millones de dólares necesarios, libres de deuda y de intereses. Esto no era, evidentemente, lo que deseaban los codiciosos banqueros, ya que sólo pueden sacar beneficios cuando arrebatan su trozo de carroña de las transacciones financieras que controlan. Lincoln fue asesinado poco después del fin de la guerra, y un poco más tarde rescindieron la así llamada ley “Greenback” [verde], aprobaron una nueva ley bancaria, y todo el dinero volvió a producir intereses.

En 1886 Lincoln dijo: “Los poderes del dinero se alimentan de la nación en tiempos de paz y conspiran contra ella en tiempos de adversidad, son más despóticos que un monarca, más insolentes que la autocracia y más egoístas que una burocracia, denuncian, como enemigos públicos, a todos los que cuestionen sus métodos o saquen a la luz pública sus crímenes, tengo 2 grandes enemigos: el Ejército del Sur frente a mí y los banqueros detrás, de los 2, el que está atrás es mi mayor enemigo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario