Científicos quieren que los Delfines sean tratados como “Personas no Humanas” por su Inteligencia



Los delfines han sido declarados las segundas criaturas más inteligentes del mundo después de los seres humanos, investigadores afirman que su inteligencia es una evidencia y maltratarlos resulta moralmente repugnante, de ahí que los científicos sugieran que son tan brillantes que deberíamos tratarlos como iguales, estudios sobre su comportamiento han puesto de relieve la gran similitud que existe con nosotros respecto a la forma de comunicarse, subrayan el hecho de que son más brillantes que los chimpancés, la investigación anatómica demuestra que los cerebros de los delfines presentan muchas características asociadas a un grado de inteligencia muy elevado, investigadores sostienen que su trabajo demuestra que es moralmente inaceptable mantener a animales tan inteligentes en parques acuáticos, matarlos para el consumo humano ó pescarlos, “Muchos cerebros de delfín son de mayores dimensiones que el humano, en cuanto a masa con respecto al tamaño del cuerpo”, afirmó Lori Marino, zoóloga de la Universidad Emory de Atlanta, Georgia, que utilizó escáneres por resonancia magnética para trazar el cerebro de estos animales marinos, “La neuroanatomía sugiere que existe continuidad psicológica entre humanos y delfines; aparecen profundas implicaciones éticas en sus interacciones”, muchos investigadores los habían colocado por debajo de los chimpancés, los cuales según estudios pueden alcanzar niveles de inteligencia de niños de 3 años, los delfines (sobre todo el nariz de botella) son más listos;
  • Llegan a poseer personalidades distintas
  • Poseen un fuerte sentido de sí mismos
  • Son capaces de pensar en el futuro
  • Aprender comportamientos de forma rápida
  • Se reconocen en un espejo (se creía exclusivo de humanos y simios)
  • Pueden resolver problemas difíciles
  • Cuentan con un nivel emocional sofisticado
  • Los que viven en libertad crean estructuras sociales complejas



Algunos ejemplos de su Inteligencia

Después de ser liberado, los científicos se quedaron asombrados al comprobar que los delfines 'salvajes' habían aprendido los ejercicios del delfín que había permanecido cautivo, mientras que los delfines de la costa de Australia Occidental aprendieron a sostener esponjas sobres sus hocicos para protegerse cuando buscan peces espinosos por el suelo marino, en otro caso los delfines cooperan estratégicamente  rodeando cardúmenes de peces para alimentarse, todas estas situaciones han originado preguntas sobre la estructura de su cerebro, descubriendo que la corteza cerebral de los delfines nariz de botella posee los mismos pliegues complejos, los cuales están firmemente vinculados a la inteligencia humana, dichos pliegues aumentan el volumen de la corteza cerebral y la habilidad de las células cerebrales para interconectarse entre ellas, "A pesar de haber evolucionado diferente a los humanos, el cerebro cetáceo presenta varias características correlacionadas con una inteligencia compleja", la evidencia científica concluye que éstos seres deben considerarse moralmente como otro tipo de personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario