Aleister Crowley y la Abadía de THELEMA

Edward Alexander Crowley, cuyo apodo era Frater Perdurabo y La Gran Bestia, fue un influyente Ocultista, Místico y Mago Ceremonial, que fundó la filosofía religiosa de Thelema, es conocido por sus escritos sobre magia, especialmente por El Libro de la Ley, el libro sagrado de Thelema, aunque también escribió profusamente sobre otros temas y géneros, como ficción y poesía, era hijo de un millonario galés, Edward Crowley, fallecido en 1886, quedó huérfano muy joven y heredó su fortuna, fue criado por 2 tías solteras que pertenecían al mismo grupo religioso que sus padres, los Hermanos de Plymouth, una denominación evangélica, conservadora y muy puritana, estudió en Cambridge, donde por primera vez empezó a sentirse libre lejos de su familia, de esa época datan sus primeros ensayos, novelas y poemas eróticos, llegó a ser un célebre ocultista, conocido en los medios esotéricos como Baphomet.

Parte 1 de 4:



Parte 2 de 4:



Parte 3 de 4:



Parte 4 de 4:



Ingresó en el Templo Isis-Urania de la Orden Hermética del Alba Dorada (‘Hermetic Order of the Golden Dawn’), donde escaló rápidamente los grados iniciáticos inferiores y se enfrentó con otros miembros, abandonó dicha orden y creó la organización ocultista Astrum Argentum (A.A.), llegando también a ser cabeza visible de la O.T.O. (Ordo Templi Orientis) en que rige su ley de Thelema, que es Haz tu Voluntad, tal como era la idea que expresó Satanás como serpiente a Eva en el Jardín de Edén, se retiró a Escocia, cerca de la localidad de Foyers, donde compró una casa a orillas del famoso Lago Ness, a la que llamó Palacio de Boleskine, de acuerdo a la antigua costumbre escocesa de llamar laird a un terrateniente, se hizo llamar Laird de Boleskine y Abertarff, Crowley llamó Iluminismo Científico al sistema que desarrolló para la A.A. Para divulgar las enseñanzas del mismo publicó, con la ayuda de varios colaboradores, la serie de revistas llamadas "El equinoccio" (The Equinox), el lema del Iluminismo Científico es "el método de la Ciencia, el objetivo de la Religión". En este lema, conforme aclara el mismo Aleister Crowley, "(si se interpreta correctamente) está expresado todo".

1 comentario: