Los Experimentos de Suffield: Cuando el Gas Mostaza fué Probado en Humanos

Suffield es una base de las Fuerzas Militares Canadienses, muchos soldados fueron engañados sin saber que iban a ser objeto de experimentos científicos crueles y brutales, que han estado ocultos durante muchos años, durante la II Guerra Mundial, los nazis invadieron muchos países de Europa, los ejércitos británico y canadiense unieron sus fuerzas para crear un centro de experimentación, pusieron miles de anuncios para atraer a jóvenes que ingresaban en el ejército y otros que estaban en bases militares fueron engañados, con un lugar en el que estarían mejor, en aquella época no habían alimentos suficientes, los soldados se encontraban en una situación muy precaria, sólo el traslado les aseguraba buenas comidas, por lo que cientos de ellos aceptaron ir a Suffield, la base creada por el temor de que los Nazis realizasen ataques con armas biológicas y químicas contra los países aliados, el gas mostaza había sido utilizado por el ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial, este agente químico, es uno de los más letales y fáciles de fabricar, la silenciosa arma dejó a muchos soldados afectados para toda su vida con síntomas como problemas de visión, respiratorios, enfermedades hereditarias y sobre todo, unos enormes sarpullidos en la piel.



En la II Guerra Mundial el gas mostaza fue refinado y se elaboraba empleando nuevas técnicas, los aliados necesitaban saber las consecuencias que tendría sobre los humanos, bajo un estudio innecesario, utilizaron a sus propios soldados como cobayas, cuando llegaban eran obligados a firmar su silencio y al mismo tiempo, a obedecer órdenes, los dejaban en campo abierto sin que se pudieran mover y como protección, les suministraban sólo una máscara de oxígeno, después realizaban explosiones alrededor de ellos en las que se soltaba la extraña sustancia, en ocasiones, se tenían que mantener sin moverse, mientras pasaban por encima avionetas que les echaban la sustancia, además los hacían pasar por un túnel de 100 metros con una puerta en cada extremo, algunos aguantaban la respiración y otros no, cuando los oficiales se daban cuenta de los que intentaban no respirar aquel gas, los hacían volver a pasar, no les daban nada para el dolor, el experimento tenía que ser completo y no proporcionarles ningún tipo de analgésico formaba parte de los experimentos.

5 comentarios:

  1. Increíble.. vaya animalada.

    ResponderEliminar
  2. SANDER, MUCHAS GRACIAS POR COMENTAR Y ESCRIBIR TU NICK, LA MAYORIA DE LOS VISITANTES QUE DEJAN SUS COMENTARIOS, LOS HACEN COMO 'ANÓNIMO' Y NO SÉ SI SE TRATA DE LA MISMA PERSONA Ó VARIAS, PARA HACER UN 'TOP COMENTARISTAS' SIGUE VISITANDO Y COMENTANDO.

    ResponderEliminar
  3. Fantoma, quisiera saber tu mail o alguna forma de contactarte... para bien ojo, esta espectacular el blog, a quien considero que tiene una o dos neuronas se lo recomiendo.... mi mail es noecarrazza@hotmail.com (doble z)
    también de paso quisera pasarte algunos links de documentales

    ResponderEliminar
  4. FANTOMA2012@GMAIL.COM ES EL CORREO, EN TUS PRÓXIMOS COMENTARIOS PUEDES COLOCARTE UN NICK, CUALQUIER INFORMACIÓN QUE MEREZCA SER CONOCIDA PUEDES COMPARTIRLA AQUÍ, SIGUE VISITANDO Y COMENTANDO.

    ResponderEliminar
  5. NOELIA CARRAZZA:

    INTERESANTE LA INFORMACIÓN QUE ME ENVIASTE AL CORREO, ESTAN BUENAS LAS PÁGINAS, ESA DE SALUD TIENE VIDEOS QUE NO HE VISTO, INVESTIGARÉ MÁS SOBRE LOS TEMAS QUE MENCIONAS, Y MUY PRONTO LOS PUBLICARÉ, EN NO LO SABÍA PUEDES COMPARTIR Y DAR A CONOCER INFORMACIÓN, QUE NO TIENE CABIDA EN LOS MEDIOS MASIVOS Ó BIEN ES OCULTADA POR DIVERSOS INTERESES, SIGUE VISITANDO Y COMENTANDO.

    * CUANDO COMENTAS DICE COMENTAR COMO: EN LAS OPCIONES APARECE NOMBRE/URL.

    ResponderEliminar